canarios  
| Inicio | Foros | Artículos | Aviarios Novedades | | English
     
canario timbrado

El canario de canto Timbrado Español

 

Miguel Angel Martín Espada
Juez C.N.J./F.O.C.D.E. de Canto T. Español

La misión de estas líneas es realmente complicada. En ellas se va a intentar explicar al profano qué es y qué caracteriza al canario de Canto Español (Timbrado). La dificultad radica principalmente en el desconocimiento de esta raza entre la propia afición española, pues no es infrecuente ver como se denomina "timbrado" a todo aquél canario verde o pío que, en realidad, no es más que un canario común, entendiendo como tal al que no pertenece a raza alguna. De hecho, la fama de buenos reproductores, ha hecho que muchos falsos aficionados proclamasen que sus canarios eran "timbrados" para así poder venderlos mejor.

La verdad es que las características morfológicas de la raza que nos ocupa (bastante similares, en apariencia, a las de los canarios comunes, ya que lo primordial es el canto y desgraciadamente, por lo general, no se cuida tanto el tipo morfológico) dan lugar a este tipo de situaciones, no obstante, intentaré dar algo más de luz sobre el asunto y hacer ver que un buen canario de Canto Español (Timbrado) no puede , en modo alguno, ser confundido con un canario corriente.

INTRODUCCION

Los canarios de canto son aquellos que se crían, lógicamente, por la belleza de su canto, el cual ha sido modelado por el hombre a lo largo de los siglos buscando la pureza en la emisión del sonido (tono, intensidad y timbre) y la mayor musicalidad posible (ritmo, armonía y melodía), valiéndose para ello de su sensibilidad musical y de la excelente materia prima que el canario silvestre le proporcionó. La C.O.M. (Confederación Ornitológica Mundial) reconoce como razas de canarios de canto al Roller (Alemania), al Malinois (Bélgica) y al Timbrado Español. La principal diferencia entre el canto de estos canarios radica en el tono en que lo emiten y en el tipo de giros que realizan. Sirva como criterio diferenciador, en relación al tono de emisión del canto, que el Roller emite su melodía en tonalidades bajas, el Malinois en tonalidades medias y el Cantor Español en tonalidades altas, en relación a las otras dos razas y sin que por ello su canto resulte excesivamente elevado o estridente (en otras palabras y desmintiendo una cierta leyenda negra que circula al respecto, el lector podría tener perfectamente uno de nuestros cantores nacionales en el salón de su casa y disfrutar apaciblemente de la melodía de su canto).

Hoy en día, en España, la raza de canto más cultivada es el Timbrado. El Malinois y el Roller, sobre todo éste último, están en claro retroceso, lo cual, en cuanto a canaricultura deportiva se refiere, es verdaderamente lamentable.

BREVE HISTORIA DEL TIMBRADO O CANARIO DE CANTO ESPAÑOL

Nuestra primera raza internacionalmente reconocida es la más próxima a su antepasado silvestre. La explicación radica en que lo único que se quiso perfeccionar fue su canto, las variaciones morfológicas que se han producido se deben a la aclimatación a la vida en cautividad y a las transformaciones precisas para la consecución de un máximo rendimiento en sus dotes canoras. En suma, se ha aumentado algo la talla y se han desarrollado aquellas partes anatómicas que influyen de alguna manera en el canto (cabeza más grande y una mayor anchura pectoral, como consecuencia del desarrollo del aparato respiratorio del ave y una mayor capacidad pulmonar, principalmente).

El canario del País, como era conocido antiguamente, gozó de una gran aceptación entre la afición. Antonio Drove Aza describió a los primitivos canarios del País como aquellos "cuyo meritorio canto era apreciado fuera de nuestras fronteras por no emitir notas desagradables y sí, en cambio, multitud de variaciones bien vocalizadas y moduladas, en un repertorio contrastado de tonalidades diversas, en el cual (...) expresaban estrofas completas del canto del ruiseñor emitidas con discreta sonoridad y delicados tonos de voz.".

El canario del País estuvo a punto de desaparecer en nuestro siglo debido a una serie de causas, las principales fueron:

1º) La aparición en España de los primeros canarios rizados importados, que fueron cruzados con los "del País" para buscar características anatómicas más próximas a los canarios de postura (principalmente aumento de talla).

2º) El auge del canario Roller, que hizo que la mayor parte de los escasos ejemplares puros "del País" que quedaban fueran cruzados.

3º). La Guerra Civil Española y sus desastrosas consecuencias.

4º) Para algunos autores de la época también mermó el plantel de criadores el descubrimiento de los canarios de "factor rojo".

Los focos donde se cultivaban los genuinos canarios de Canto Español quedaron perdidos en el olvido.

Así se mantuvo la situación hasta que, en los años cuarenta, un grupo de socios de la Asociación de Canaricultores Españoles, de Madrid, se propuso recuperar nuestra antigua raza de canarios. El debate surgió entre la afición y entre todos se pusieron "manos a la obra". En los años cincuenta se realizó el primer "Código de Canto" y se le dio un nuevo nombre a la raza: "Timbrado Español" (actualmente se usan indistintamente Timbrado y canario de Canto Español). Ya en esta época destacaban dos corrientes dentro de la afición, que propugnaban dos líneas de canto diferentes, una de ellas se encontraba en Asturias (corriente mayoritaria entre los criadores de la A.O.N.S., actual F.O.C.D.E.) y la otra en Madrid (en torno a la A.C.E. y la F.O.E.), era una muestra más del entusiasmo con el que se acogió de nuevo entre la afición esta raza autóctona. En este orden de cosas y tras un fallido intento en 1956, el Timbrado Español fue reconocido internacionalmente en Bruselas, en el año 1962, por la C.O.M.. Sería el primero de tantos éxitos de la canaricultura española, después llegarían a conseguir el doctorado internacional otras razas de nuestro país.

Desde 1962 mucho se ha andado y han sido varios los Códigos de Canto que ha tenido nuestro canario. Tan sólo lamentar la diferencia de criterios existente, respecto al Timbrado Español, entre nuestras diferentes federaciones nacionales, diferencias que dan lugar a que la selección se lleve a cabo en atención a parámetros, en ocasiones, muy distintos, cuando no contradictorios, en el seno de cada una de ellas.

CARACTERISTICAS DEL CANARIO DE CANTO ESPAÑOL

La apariencia física de esta raza difiere poco de la del canario silvestre, como ya se ha apuntado con anterioridad, no obstante la talla es mayor. Nos encontramos ante un canario de apariencia robusta, tamaño medio, cabeza grande, pecho muy ancho, plumaje liso y compacto (los rizos muy marcados son causa de descalificación en los concursos), cola no muy larga y patas cortas. No es posible hacer una descripción general valida para la totalidad de los ejemplares, ya que al primar el canto se ha renunciado, desde antiguo, a una unificación del tipo morfológico. La apariencia física varia mucho entre los canarios criados en diferentes zonas geográficas. En lo que se refiere al color, en principio, se admiten todos siempre que no presenten factor rojo. No obstante, fuera de los colores clásicos, que son el verde, el gris o pizarra, el bruno - erróneamente llamado por muchos aficionados isabela -, el amarillo, el blanco y los respectivos píos, hay que desconfiar y pensar en la posibilidad de cruces con canarios de color. Por último, mencionar que se admiten los ejemplares moñudos.

En lo que se refiere al canto, decir que es un canario de canto metálico, alegre y muy variado. La emisión del canto en tonos medios y bajos, acompañada de la realización de un exceso de giros propios de otras razas, es un indicio de cruce que conlleva la descalificación en el concurso del ejemplar en cuestión.

Podemos clasificar los giros que conforman el Código de Canto de múltiples formas, aquí utilizaremos tres clasificaciones:

  1. POR EL RITMO DE EMISION.

Atendiendo a la cadencia o velocidad de emisión de las diferentes sílabas o partes del giro hablamos de:

  1. Giros de ritmo continuo: Son aquellos en los que el oído humano no puede apreciar separación alguna entre las diferentes sílabas que conforman el giro, debido a que el número de las mismas emitido por segundo es muy elevado y se produce un efecto de continuidad del sonido favorecido por las especiales características sonoras de la consonantes que intervienen, por lo general la "r" y, ocasionalmente, la "l".
  2. Giros de ritmo semicontinuo: Son aquellos en los que apreciamos cada una de las sílabas del giro, pero que apenas hay separación o descanso entre su emisión.
  3. Giros de ritmo discontinuo: Variaciones en las que la emisión de sus diferentes partes se realiza de forma claramente espaciada, podríamos decir que el canario descansa entre sílaba y sílaba (Este tipo de giros se emite a una cadencia mínima aproximada de unas cuatro sílabas por segundo).

  1. POR LA SONORIDAD.

Por las peculiaridades sonoras de los giros distinguimos entre:

  1. Giros metálicos: Cuyo sonido recuerda al que producen los materiales metálicos.
  2. Giros huecos: Su sonido nos recuerda al producido, por ejemplo, al golpear la madera.
  3. Giros acuosos: Recuerdan el sonido del agua, en diferentes situaciones.

Los tres tipos anteriores son los principales, pero también podemos hablar de giros sesgados, giros aflautados, etc..

  1. POR SU VALORACION.

Por su valoración en el Código de Canto, podemos distinguir tres grupos. Aunque no siempre se corresponden valoración y grado de dificultad, podemos decir que, en términos generales, los giros más valorados son los que ofrecen al canario una mayor dificultad de realización:

  1. Giros puntuados hasta 9 (en realidad 27).
  2. Giros puntuados hasta 6 (en realidad 18).
  3. Giros puntuados hasta 3 (en realidad 9)

Los diferentes giros pueden ser realizados con modulaciones ascendentes y descendentes, con lo que la melodía del canario gana en belleza y dificultad.

Avanzando en el conocimiento del canto de nuestra raza nacional, ha llegado el momento de conocer las diferentes variaciones que lo componen. Como el lector podrá observar, muchos de los giros reciben el nombre de instrumentos musicales o de sonidos característicos que todos tenemos presentes en nuestra memoria, ello es así porque el sonido de unos y otros guarda una gran semejanza.

Haremos un esquema de los giros del canario de Canto Español (Timbrado), ayudándonos para ello de las clasificaciones vistas anteriormente:

GIROS DE RITMO CONTINUO

Metálicos: Timbres (3 p.)

Huecos: Variaciones rodadas (6 p.)

 

GIROS DE RITMO SEMICONTINUO

Metálicos: Timbres (3p.)

Cascabel (3 p.)

Huecos: Cloqueos (6 p.)

Castañuelas (3 p.)

Acuosos: Timbre de agua (3 p.)

Agua semiligada (3 p.)

GIROS DE RITMO DISCONTINUO

Los Floreos (9 p.) y Floreos lentos (9 p.) pueden ser tanto huecos como metálicos.

Metálicos: Campana (3 p.)

Huecos : Cloqueos (6 p.)

Acuosos: Agua lenta (6 p.)

Las Variaciones conjuntas (9 p.) son giros compuestos, como indica su nombre, y son el resultado de la conjunción en un mismo giro de varios simples. Su ubicación en esta parte del esquema se debe a que las variaciones conjuntas suelen darse como giros de ritmo discontinuo, aunque no es la única forma en la que se pueden oír.

Restan puntuación aquellos giros que se emiten con rascada, estridencia o nasalidad.

Esta ha sido, grosso modo, la presentación del canto del Timbrado Español, podemos hablar de dos grandes líneas de canto, que se corresponden, básicamente, con aquellas corrientes que hemos citado al hablar de la historia de la raza. Veamos qué las caracteriza:

Línea asturiana: Destaca en estos canarios la variedad de floreos, floreos lentos, cloqueos y aguas (semiligada y lenta), dicho de otro modo, son canarios seleccionados para realizar los giros más bellos y difíciles: los discontinuos. Se cultiva, sobre todo, en el tercio norte de España. En Andalucía y Valencia coexiste con la otra línea.

Línea madrileña: sus cultivadores buscan un canto completo, es decir, que tenga el mayor número posible de giros de la planilla. Su cultivo se centra, principalmente, en Madrid, Extremadura, Castilla La Mancha y Cataluña. También es la línea cultivada en Iberoamérica por influencia de la F.O.E.

CONCLUSION

En estas líneas he pretendido hacer un acercamiento al canario de Canto Español (Timbrado) y demostrar su grandeza. Me daré por satisfecho si consigo que el lector tenga unas ideas básicas sobre esta bonita raza y vea lo equivocado de los tópicos que circulan entre los canaricultores sobre ella. Para terminar, amigo lector, un consejo, si alguna vez quieres adquirir un auténtico canario de Canto Español (Timbrado), ponte en contacto con un criador que se dedique exclusivamente al cultivo de esta raza y, si no conoces a ninguno, consulta en una asociación para que te pongan en contacto con uno, solo así tendrás garantías de que el ejemplar que adquieres es de pura raza.

© Miguel Angel Martín Espada

   

 

 

 

canarios de canto
canario
© 1999-2008 C.Color